TECNOLOGIA INNOVACION AMBIENTAL TRATAMIENTOS DE AGUAS RESIDUALES

30.06.2011 15:17
 
 

La Lemna Asea o Lenteja de agua ( mas Conocida como la flor del pato).La lenteja de agua es una planta que asimila los nutrientes que se liberan en la descomposición de la materia orgánica presente en las aguas residuales de consumo humano, tiene una gran capacidad de crecimiento y un contenido de proteína vegetal mayor que el de la soya. A mediados de los años 80 Rubén Ravera y Carlos De Sanzo tomaron conocimiento de la importancia de la lenteja de agua para el tratamiento ecológico de las aguas servidas y como alimento. La información llegó a través de un texto de la FAO y en especial de un artículo del diario La Prensa de Buenos Aires: "Una planta que crece encima del agua se utiliza en Bangladesh para purificar residuos cloacales, engordar a los peces y como producto agrícola vendible. La Lemnaceae, conocida como lenteja de agua, también sirve como alimento; seca, parecida a la soja, tiene hasta un 50% de contenido proteico. Los israelíes la comercializan en Europa como ingredientes de ensaladas. Entre 15º y 30º C, la lenteja de agua crece prolíficamente, doblando su peso cada dos a cuatro días. Su rendimiento puede ser diez veces mayor que el de la soja. Requiere agua rica en nitrógeno, fósforo y potasio; son nutrientes que se encuentran en aguas contaminadas con deshechos humanos o desperdicios agrícolas. Su potencialidad en Bangladesh es enorme; la mitad del país esta cubierto de aguas contaminadas por excrementos durante medio año. El crecimiento de la planta debe ser controlado cuidadosamente, lo que requiere mucha mano de obra. En su estado silvestre mueren y se descomponen, devolviendo los nutrientes al agua. En una experiencia piloto, realizada a poca distancia de Dhaka, se han alcanzado rendimientos de una tonelada diaria por hectárea, lo que puede significar una ganancia de 2000 dólares anuales. Hay que considerar que un granjero, manualmente, sólo puede manejar un cuarto de hectárea. " [Extraído de La Prensa, suplemento de Ecología] Resultó tan interesante el material que Ravera y De Sanzo salieron a recorrer algunas lagunas de Quilmes y Avellaneda para localizar ejemplares de lenteja de agua. La búsqueda tuvo éxito y rápidamente se pusieron a cultivar estas diminutas plantas en una canoa de fibra de vidrio que se convirtió en estanque improvisado. A los pocos días estaban consumiendo ensaladas de lentejas de agua y complementando con ellas la alimentación de las gallinas. El crecimiento de la población de estas plantas fue espectacular, tal como lo describían los textos. El agua del estanque se nutría con compost de lombriz. Como precaución, dejaban durante unos minuto las lentejas en una solución de agua y vinagre para destruir posibles gérmenes. Unos años después, a fines de 2003, surge la posibilidad de habilitar unos estanques para cría de peces en el predio de Av. Calchaquí y Liniers, en Bernal Oeste. En Internet encontraron un artículo muy interesante del investigador Huub J.Gijzen: Lenteja de agua PLANTA PARA LAS AGUAS RESIDUALES La lenteja de agua, con su gran capacidad de crecimiento, puede duplicar su masa en dos días Ha pensado usted por qué utilizamos agua potable, libre de coliformes o agentes patógenos, para lavar el carro, regar el jardín, hacer el aseo de la casa y los menesteres domésticos, así como para transportar los desechos humanos fuera de la ciudad? Es la pregunta que se hace el microbiólogo Huub Gijzen del International Institute for Intrutural Hydraulic and Engineering (IHE) de Holanda en su proyecto de investigación sobre el tratamiento con plantas acuáticas de aguas residuales de uso doméstico Desde el instante en que el hombre comprendió que el agua era fuente de bacterias y parásitos perjudiciales para la su salud, creo tecnologías con el fin de producir agua potable para el consumo, así como para el sostenimiento y transporte de la misma. Sin embargo, todo esto se realizó sin tomar en cuenta las verdadera necesidades de la comunidad. El suministro de agua potable por persona es de 200 litros diarios, pero una persona sólo consume en promedio de uno a dos litros por día. "Muchos de los usos industriales y domésticos no requieren agua potable tratada con los estándares establecidos" explica el investigador. Los tratamiento en saneamiento y sostenibilidad del agua potable son de una alta tecnología que representa grandes costos para la comunidad. Precisamente, el proyecto de investigación que lidera Gijzen busca alternativas de tratamiento más baratas y de fácil aplicación. Este estudio se aplica en Bangladesh desde 1989 y actualmente es el proyecto de doctorado de Julia Rosa Caicedo profesora de Química de la Universidad del Valle. Esta tecnología trabaja con la "lenteja de agua", nombre común con el que se conoce la planta acuática Spirodela palyrhiza, una pequeña planta que flota libre sobre las superficies de aguas estancadas salobres o frescas. Pertenece a la familia Lemnaceae presente en todo el mundo de la cual existen alrededor de 40 especies. De acuerdo con el investigador Gijzen, la lenteja de agua asimila los nutrientes que se liberan en la descomposición de la materia orgánica presente en las aguas residuales de consumo humano, tiene una gran capacidad de crecimiento y un contenido de proteína vegetal mayor que el de la soya. En el proyecto de investigación, la Spirodela palyrhiza, es contenida en piscinas, flotando libremente sobre la superficie de la masa de agua. En estas condiciones, la planta forma densas capas que no dejan pasar la luz, lo que le permite inhibir la competencia de otras especies como las algas. La planta puede duplicar su masa en dos días en condiciones ideales de disponibilidad nutritiva, luz solar y temperatura, por lo cual para garantizar la productividad y salud de la colonia es necesario retirar a diario una cierta cantidad de su biomasa. Antes de pasar a los tanques donde se encuentra la planta, los cuerpos de agua son sometidos a un tratamiento anaerobio, donde intervienen bacterias que no necesitan oxigeno para sobrevivir, las cuales descomponen los sólidos. Esta descomposición libera nutrientes que son utilizados por la planta para su crecimiento, la cual a su vez puede ser utilizada como forrajeo para cultivo de peces. El flujo resultante del sistema de tratamiento con lenteja de agua puede ser utilizado en cualquier operación de uso intensivo en la utilización del agua, así como uso industrial riego o sistemas de refrigeración. Con la ayuda de diferentes formas de desinfección que utilizan cloro, ozono o luz ultravioleta, las aguas obtenidas a través de esta técnica pueden ser utilizadas en áreas con recursos limitados, lo que representa una alternativa económicamente más favorable que la desanilización. ademas de ser actualmente utilizada como alimeto para aves y animales e incluso de consumo humano por Israel, el cual vende en gran cantidad para Europa. TIM

http://www.autosuficiencia.com.ar/imagenes/lentejas.gif

 

Volver

Buscar en el sitio

© 2011 Todos los derechos reservados - Control Ambiental CTPGA - Caucasia